martes, 28 de junio de 2011


Se escucha la ruidosa búsqueda del silencio,
si no fuera por el inmundo olor que despedía ese cigarrillo
o por el fuerte y poco tolerable líquido de aquel vaso,
hoy no habría tantos lamentos en la caja de cristal.

Momentos tan poco claros y un manto cegador,
todos los elementos estaban disponibles para el diablo.
Se sube el telón y ahí estaba él haciedo lo que mejor sabe.
Haciendo daño. Vino a hacer su trabajo una noche más.

Y la gente realmente no es consciente de eso,
hasta que despiertan en un universo paralelo al otro día.
La cabeza late de agudo dolor
y la brecha entre la realidad y el sueño es tan delgada.

Quizás la enseñanza es que todos somos unos completos idiotas.
Quizás andamos por la vida contruyendo paredes de moral sólo para dinamitarlas.
Quizás llenamos el vacío que nos genera pertenecer al mundo con estúpideces que no pertenecen a la naturaleza de uno.

Quizás tenga que dejar las piedras en el pasado y no depositarlas en la mesa del presente como si fueran un objeto de decoración.
Quizás sólo deba dejar de analizar tanto la espontaneidad.
Quizás el diablo de ría de todos aquellos que lamentamos algo.
Quizás siempre la arena se la tiramos al diablo.
Nos hicieron creer que el “gran amor”, sólo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años.
No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado.
Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad.
No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta.
Las personas crecen a través de la gente. Si estamos en buena compañía es más agradable.
Nos hicieron creer en una fórmula llamada “dos en uno”: dos personas pensando igual, actuando igual… que era eso lo que funcionaba.
No nos contaron que eso tiene un nombre: anulación.
Que sólo siendo individuos con personalidad propia podremos tener una relación saludable.
Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio y que los deseos fuera de término, deben ser reprimidos.
Nos hicieron creer que los lindos y flacos son más amados.
Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad.
No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas.
Ah, tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto: cada uno lo va a tener que descubrir solito.
Y entonces, cuando estés “enamorado de ti mismo” podrás ser feliz y te enamorarás de alguien.
Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor… aunque la violencia se practica a plena luz del día.

lunes, 27 de junio de 2011

Se siente el triste sabor de lo que no fue mezclado con los escasos grados de temperatura de la mañana. Algo que no pudo ser, reviso el historial... la historia de mi vida.
Algo que nunca empezó pero sin embargo, hoy termina.
Porque el problema es que vivo sintiendo que nada me pertenece. ¿Eso es un problema?
No quiero hacer más larga esta madrugada, bastante tengo con intentar ignorar mis pensamientos.
Existir es tan rebuscado. Pero nada que una contemplación al cielo todavía oscuro y una confirmación de lo viva que estoy pueda solucionar.
Estoy viva.

sábado, 25 de junio de 2011

Juro que hice todo bien. Y hasta me permití respirar esperanza. Todo para nada, porque me volví a caer. Pero no fue otra simple caída; esta vino con dolor. Quizás cuando vea todo más lejano también pueda ver la enseñanza, porque hoy sólo tengo en mis bolsillos algunas desiluciones. Nada nuevo, sólo tuve fé en que si cambiaba las formas el resultado sería distinto. Ahora que probé de la izquiera, y también de la derecha, y nada funcionó, voy a caminar para adelante, sin siquiera mirar para el costado. Natural, simple y auténtico me dijeron. Me voy, me voy a vivir y sin esperar algo a cambio. Cuando la expectativa es menor, el riesgo del dolor también lo es. Me voy sola. El mundo es demasiado grande y hay tantas cosas que descubrir como para detenerme a analizar las mismas estupideces.
El camino hacia la cima es como la marcha hacia uno mismo, una ruta en solitario.



“Aprecio el por qué vengo a las montañas: no para conquistarlas sino para sumergirme en su inmensidad incomprensible —mucho mayor que nosotros—; para comprender mejor la humildad y la paciencia balanceadas en armonía, con el deseo de seguir siempre adelante; para obtener lo que las montañas ofrecen y regalarlo a largo plazo con buenos amigos y a fin de cuentas con mis propios hijos.”





Lo cierto es que si un hombre está vivo, siempre hay peligro de que pueda morir, aun cuando debe admitirse que el peligro es proporcionalmente menor si para empezar está muerto en vida. un hombre soporta tantos riesgos como los pueda correr.
La gente se asusta; entonces se queda en la satisfacción sexual y llama al sexo "amor". El amor no es sexo. (...) es un sustituto. El sexo es como el conocimiento prestado: da la sensación de saber sin saber. Da la sensación de amar sin amar. En el amor tú no existes, tampoco el otro. De repente los dos desaparecen. Lo mismo sucede en Mahamudra. Mahamudra es un total orgasmo con la existencia entera. (...) El amor no es un esfuerzo, tú no puedes esforzarte para amar, tú simplemente dejas que te suceda, flotas en él.
(...)"Un hipócrita es un perfecto moralista: absolutamente artificial; una flor de plástico; inútil; fea; no es una flor en aboluto, sólo pretende serlo. Tantra es el camino natural; sé simple y natural. Es difícil porque los viejos hábitos tienen que romperse. Es difícil porque tienes que vivir en una sociedad de hipócritas; pero uno tiene que pasar por esto. Será arduo porque hay una gran inversión en las pretensiones falsas, artificiales. Puedes sentirte completamente solo, pero esta fase es transitoria. Pronto los otros empezarán a sentir tu autenticidad."(...)
OSHO

lunes, 20 de junio de 2011

Ayer quise darte un abrazo y no pude. Así que pensé otra alternativa para poder desearte feliz día y darte un regalo. El mejor regalo que una hija (favorita ja) puede darle a su papá. Y da la casualidad que es el mismo regalo que me diste vos a mi. Ese que dejaste colgado de la luna, y que dijiste que iba a tener la fuerza de mil tormentas. Ese regalo que nunca me dejó sola, y que me dijiste que alimente de esperanza y de pequeñas ilusiones, deseos realizables y todo el amor que me fuera posible. Gracias por regalarme algo semejante. Gracias por darme libertad. Y como tengo de sobra quería regalarte un poco en tu día. Te doy la libertad para que explores el Universo a tu antojo, te doy libertad para que seas agua y oxígeno, árbol y tierra. Quiero sentirte ser en las montañas, en el bosque, en tu pueblo, en el mío. Quiero que seas el Universo. Quiero poder encontrarte sin tener que buscarte. Quiero que seas el camino, la verdad, y el respeto. Quiero que seas la crítica que construye y la lluvia cayendo. Quiero que seas libre. No voy a llorarte esta noche. Sólo voy a agradecerte haber aparecido en mi vida, y llenarme de amor casi 17 años de mi vida. Lo que aprendí con vos es demasiado valioso e importante y prometo ponerlo en práctica. Te amo sabías? Te amo demasiado.

jueves, 16 de junio de 2011

La religión no puede volverse una Iglesia, una secta. Una religión depende de la comunicación personal, de la comunión personal.
El conocimiento prestado se convierte en un truco de la mente: esconde la ignorancia, nunca la destruye.
Hacía tanto tiempo que las lágrimas no tenían gusto a tristeza. No es otra crisis existencial, ni un intento de sonar rebelde. A veces siento que si él estuviera acá tantas cosas sería distintas. Me pregunto si alguna vez le tocó vivir en carne propia el amargo sabor de una injusticia. Y después pienso, ¿qué habrá sentido en ese momento?. ¿Qué se supone que tengo que hacer? ¿Llorar? ¿Dar pena? ¿Vengarme? ¿Ser injusta también? ¿Dejar que pase? ¿Huír?. Después las damas se preguntan porqué idolatraba al hombre y los hacía quedar como Dioses. Lo que pasa en realidad, es que el hombre se ganó un lugar cerca de la divinidad, y lo hizo porque entendió el concepto básico de igualdad, respeto, justicia. Las damas viven en su mundo de mentiras, y se ponen la máscara de justas sólo cuando otros ojos ajenos al entorno las miran. Si hay algo peor que vivir de la apariencia, es creer que sinceramente esa es nuestra apariencia. Hoy lloro, porque no puedo hacer otra cosa. Tengo valor, pero hoy no lo encuentro. No puedo lograrlo siempre sola. No vine a jugar de víctima. Sólo hablo con estos renglones para que sean testigos de este momento, y para que lo sean también cuando la naturaleza divina se ponga a trabajar. Hoy lloro porque algunos son crueles y no tengo un abrazo que sane. Mañana llorarán ellos y espero estar lejos.
La mente que duda suprime la creencia; la mente que cree suprime la duda.

miércoles, 15 de junio de 2011

(...)
Alvah no podía dormir y salió y se tumbó en la hierba mirando el cielo, y dijo:
-Grandes nubes de vapor cruzan la oscuridad, lo que me hace comprender que vivimos en un auténtico planeta. -Cierra los ojos y verás mucho más que eso.

-¡Vaya, hombre! No consigo saber lo que quieres decir con todas esas cosas -añadió, enfadado.

Siempre le molestaban mis conferencias sobre el éxtasis Samadhi, que es el estado que se alcanza cuando uno lo detiene todo y detiene la mente y con los ojos cerrados ve una especie de eterna trama de energía eléctrica ululante en lugar de las tristes imágenes y formas de los objetos, que son, después de todo, imaginarios. Y quien no lo crea que vuelva dentro de un billón de años y lo niegue.

-No te parece -siguió Alvah- que resulta mucho más interesante ser como Japhy y andar con chicas y estudiar y pasarlo bien y hacer algo de verdad, en lugar de estar sentado tontamente debajo de los árboles.

-Para nada -dije, y estaba seguro de ello y sabía que Japhy estaría de acuerdo conmigo-. Lo único que hace Japhy es divertirse en el vacío.

-No lo creo.

-Te apuesto lo que quieras a que es así. La semana que viene le acompañaré a la montaña y lo averiguaré y te lo contaré.

-Muy bien -suspiró-, en cuanto a mí, me limitaré a seguir siendo Alvah Goldbook y al diablo con toda esa mierda budista.

-Algún día lo lamentarás. No entiendo por qué no consigues comprender lo que te estoy explicando: son tus seis sentidos los que te engañan y te hacen creer, no sólo que tienes seis sentidos, sino además que entras en contacto con el mundo exterior por medio de ellos.

Si no fuera por tus ojos no me verías. Si no fuera por tus oídos no oirías ese avión. Si no fuera por tu nariz no olerías esta menta a medianoche. Si no fuera por tu lengua no apreciarías la diferencia de sabor entre A y B. Si no fuera por tu cuerpo, no sentirías a Princess. No hay yo, ni avión, ni mente, ni Princess, ni nada. ¡Por el amor de Dios! ¿Es que quieres vivir engañado todos y cada uno de los malditos minutos de tu vida?

-Sí, eso es lo que quiero, y doy gracias a Dios porque haya surgido algo de la nada.

-Bueno, hay algo más que quiero decirte: se trata del otro aspecto, de que la nada ha surgido de algo, y de que ese algo es Dharmakaya, el cuerpo del verdadero Significado, y que esa nada es esto, y que todo es confusión y charla. Me voy a la cama.

-Bueno, a veces veo un relámpago de iluminación en lo que intentas exponer, pero créeme, tengo más satoris con Princess que con las palabras.

-Son satoris de tu insensata carne, de tu lujuria.

-Sé que mi redentor vive.

-¿Qué redentor y qué vive?

-Mira, dejemos esto y limitémonos a vivir.

-¡Y un cojón! Cuando pensaba como tú, Alvah, era tan miserable y avaro corno lo eres tú ahora. Lo único que quieres es escapar y ponerte feo y que te peguen y te jodan y te volverás viejo y enfermo y te zarandeará el samsara porque estás aferrado a la jodida carne eterna del retorno, y lo tendrás merecido, te lo aseguro.

-No resulta muy agradable. Todos se angustian y tratan de vivir con lo que tienen. Tu budismo te ha vuelto misera ble, Ray, y hace que tengas miedo a quitarte la ropa para celebrar una sencilla y sana orgía.

-Bien, pero ¿al final no lo hice?

-Sí, pero después de muchos melindres... Bueno, dejémoslo.

Alvah se fue a la cama, sentado y cerrados los ojos, pensé: "Este pensar se ha detenido", pero como tenía que pensar en no pensar no se detenía, pero me invadió una oleada de alegría al comprender que toda aquella perturbación era simplemente un sueño que ya había terminado y que no tenía que preocuparme, puesto que yo no era "Yo" y rogué a Dios, o Tathagata, para que me concediera tiempo y sensatez y fuerzas suficientes para ser capaz de decirle a la gente lo que sabía (aunque no puedo hacerlo ni siquiera ahora) y así todos se enterarían de lo que sabía y no se desesperarían tanto. El viejo árbol rumiaba sobre mí, silencioso como una cosa viva. Oí a un ratón moverse entre la hierba del jardín. Los tejados de Berkeley parecían como lastimosa carne viva estremeciéndose que protegiera a dolientes fantasmas de la eternidad de los cielos a los que temían mirar. Cuando por fin me fui a la cama no me sentía engañado por ninguna Princess ni por el deseo de ninguna no Princess y nadie estaba en desacuerdo conmigo y me sentí alegre y dormí bien.

(...)

martes, 14 de junio de 2011

domingo, 12 de junio de 2011

Soledad mexicana

Soy un extraño sin felicidad
caminando las calles de México,
recordando…
Mis amigos se han muerto,
mis amantes desaparecieron,
mis putas fueron proscritas,
mi cama apedreada
y sacudida por los terremotos

y no tengo hierba santa para volar
a la luz de las velas y soñar
con humo de autobuses…

Sólo eso, tormentas de polvo, y las mucamas
que me espían a través de un agujero
ahí en la puerta,

taladrado secretamente para observar
las almohadas con que hacen el amor los masturbadores.

Yo soy la gárgola de Nuestra Señora,
soñando en el espacio
sueños grises y brumosos.
Mi rostro apunta a Napoleón,
no tengo forma.

La libreta en la que anoto las direcciones postales
está plagada de "Que en paz descanse".

No creo en el valor del vacío,
me siento cómodo sin honor.

Mi único amigo es un viejo marica
que no posee una máquina de escribir.
Que, si fuera mi amigo,
Intentaría sodomizarme.

Queda algo de mayonesa,
una no deseada botella de aceite,
campesinos lavando el tragaluz;
un loco con quien comparto el mismo cielorraso
hace gárgaras en el baño contiguo
unas cien veces por día.

Si me emborracho tengo sed,
si camino mi pie se rompe,
si sonrío mi máscara es una farsa,
si lloro sólo soy un niño,
si recuerdo miento,
si escribo, ya todo fue escrito,
si muero, la muerte llega a su fin,
si vivo, la muerte recién comienza,
si espero, la espera es más prolongada,
si parto, la partida ya no existe,
si me duermo la dicha suprema es pesada,
la dicha pesa sobre mis párpados;
si voy a cines baratos me comen las chinches.
No tengo dinero para cines lujosos

Si no hago nada,nada lo hace.




sábado, 11 de junio de 2011

"No hay mejor psiquiatra en la tierra que un cachorro lamiendote la cara."
Te amo amigo
_
Cuando desaparece lo falso, aparece lo verdadero con toda su novedad, toda su belleza, porque la sinceridad es belleza, la honestidad es belleza, la atenticidad es belleza.
Un día vi llorar una niña en el espejo. Le dije que se levante del piso, que tenía algo para decirle. La tomé de la mano y la llevé a otro lugar. "Dime algo que ames con locura" le dije. "Las luces de la cuidad" manifestó. Me eché a correr, y me siguió como si fuera mi sombra. Caminamos por las calles, y le vi el rostro otra vez cuando miré el reflejo de un nuevo edificio. La luces de la cuidad brillaban en sus ojitos. Los años pasaron, y hoy ella es casi una mujer. A veces llora, porque el mundo le pide que sea perfecta. Un día se enojó porque no le gustó cómo se le veía el viejo jean azul. Otras veces se queja porque no es tratada como se merece, pero se levanta rápido. Y no importa cuántas veces se caiga sobre la misma piedra, ella se vuelve a poner de pie. Algunos días se llena de ilusiones mundanas, otros días respira sueños blancos llenos de arena y mar. Otras veces se maravilla con historias sobre bosques y montañas, y a veces cree enamorarse de príncipes que, según ella, existen en el mundo real, no sólo en los cuenos de hadas. Y cuando soy yo la que derrama lágrimas, la busco en el espejo y me lleva a ver las luces de la cuidad. Hablamos sobre estrellas mientras le hago jurar que nunca se aleje de mi. Ella entre carcajadas me dice que jamás podría, porque ella vive en mi.


Pasiones mundanas

El problema empezó cuando quise callar mi mente y ésta no guardó silencio. Ahí me di cuenta que algo andaba mal. Respiré hondo, pero seguía agitada. Traté de llevar mis pensamientos a algunos sobre la existencia y me di cuenta que ya no podía. Otra vez no, pensé. Pasiones mundanas, divertidas sí; pero no vengo con ese propósito. Salí victoriosa sólo por darme cuenta antes de que se hiciera tarde. Ser 1 - Ego 0

jueves, 9 de junio de 2011


La gente no tiene idea de hasta qué punto es arrastrada por el miedo. Este miedo no es fácilmente definible. (...) Hay momentos en que este miedo se vuelve casi una obsesión.
Camino buscando un lugar, ese en el que mis ideas se sienten a gusto. Camino buscando un lugar, en el que puedo ser solamente yo, sin maquillaje que oculten mi cara, sin verguenza que invada mi voz. Camino buscando un lugar cálido cuando es necesario y fresco cuando hace falta. Camino y me cuesta llegar. Y cuando creo estar más cerca de aquel lugar que tanto esperé encontrar... salgo corriendo como una nena asustada.
Pienso que tal vez no estoy lista para ese pequeño paraíso, o quizás me falte seguir caminando.
Jueves 09

martes, 7 de junio de 2011

lunes, 6 de junio de 2011


Un amor como el nuestro no podría morir nunca mientras yo te tenga a mi lado. -


400

"Los hombres grandes son aquellos que sienten que lo espiritual es más poderoso que cualquier fuerza material, y que son las ideas las que rigen el mundo."




domingo, 5 de junio de 2011


Puede que hoy esté de pie; puede que hoy sean otros mis problemas; puede que ya no encuentre felicidad en las rebuscadas cosas; puede que sólo halle mi escencia entre tus hojas de papel. Puede que en estos días el sol queme más; puede que desde ayer hasta mis huesos sientan en frío; puede que tu voz no suene más en la cotidiana realidad; puede que ya no me conforme con los recuerdos; puede que ya los abrazos imaginados no me abriguen. Puede que ya hayan pasado más de 2 años; puede que hoy me duela saber que tus ojos no me verán crecer; puede que a veces se me agote la paciencia; puede ser que a la vida le guste jugar con mis decisiones.
Pueden pasar muchas cosas, y puede que pasen otras más; y sigue doliendo saber que tus ojos no me ven, pero alivia saber que tu alma lo ve todo. Puede que te extrañe igual o más que siempre, pero puede que hoy duela igual o menos que ayer. Llega el invierno y trae recuerdos. Espero que el frío congele el dolor. Sólo me acuerdo las sonrisas desparramadas en las meriendas invernales de hace 5, 4, o 3 años atrás, tu voz respondiendo mis llamadas a la hora de la siesta, el día que gasté un mensaje de texto para mandar a una radio para que te dijeran que tenía ganas de comer algo hecho por vos, y los 80 pesos de crédito que gastaste para que leyeran tus mensajes en la radio y eso jamás ocurrió. Me acuerdo y me rio. Vos y yo. Como el maestro y el alumno, el amigo y la confidente, dos hermanos de distintas generaciones, padre e hija. Y hoy me escucho a mi misma, y no puedo negar que te escucho a vos. Escalando con los mismos ideales, casi por casualidad, transitando rutas similares pero que no son las mismas, sin embargo llegan al mismo lugar. ¿Qué contarte que no sepas? Si estás presente en mis respiros. Hoy también quiero recordarte algo, lo mismo de siempre, pero dicho hoy. Te amo, y te extraño papi.
*
Demando que la raza humana
cese de multiplicar la especie
saluden con una reverencia, se retiren.
Ese es mi consejo.
Y como castigo o recompensa
por realizar esta petición
renaceré el último de los humanos
oraré, lloraré, comeré, cocinaré...
Y una mañana ya no me levantaré de mi estera.